Termens

Para la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración significa un punto de encuentro, no solo porque exista su interior una acogedora y bella capilla donde reside nuestro Sagrado Titular, sino porque son numerosos los estamentos que allí se dan cita para determinadas cuestiones y con todos ellos la Cofradía guarda una estrecha relación.
Profundizando en la historia, tendríamos que remontarnos a los años 30, cuando este edificio comenzaría a dar los primeros pasos como un Centro educativo siendo la Propietaria Dª Carmen Giménez Flores, Vizcondesa de Termens, en un principio para niños y niñas con necesidades escasas.
Con el paso del tiempo, cada vez era, desgraciadamente, más grande el número de niños, no solo en Cabra, sino también en la comarca, que tenían unas necesidades educativas especiales y desde entonces, y hasta la actualidad, el Colegio “Niño Jesús” de la Fundación funciona como un centro privado concertado que ofrece una serie de aulas de Educación Básica Especial donde se atiende a alumnado autista, pluridiscapacitados y discapacitados psíquicos. Un numeroso grupo de niños y niñas, angelitos de Termens como cariñosamente se les conoce en la Hermandad, con los que se disfrutan de momentos de abrazos, juegos y risas y a los que, en gran parte, debemos la razón de ser de la Cofradía.
Esta casa, además de ser un centro educativo donde conviven el personal docente, cualificado profesionalmente, administración y personal no docente, y la Asociación de Madres y Padres del mismo, es también el hogar habitado por un grupo de mujeres que conforman la Comunidad de las Hijas de la Caridad de Cabra. A día de hoy, un total de siete hermanas, que por tener como principal objetivo la ayuda al más necesitado, por ser las otras “madres” de los niños que allí cursan estudios, por ser fieles veladoras de la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración y por estar siempre dispuestas a colaborar con todos los proyectos que desde el seno de la Hermandad se proponen, fueron merecedoras del título de mayor rango en nuestra Cofradía que no es otro que el de Hermanas Mayores Honorarias de la misma.
Los muros de Termens y los ojos del Santísimo Cristo de la Expiración, a lo largo de la historia, también han sido testigos de la formación catecumenal de un grupo de Jóvenes Marianos Vicencianos que encontraban en esta casa el lugar idóneo para realizar las reuniones y en ellas encontrar a Dios y a su bendita Madre. Del mismo modo, la Asociación de la Medalla de la Milagrosa de Cabra, encuentra en Termens ese rinconcito egabrense donde realizar sus periódicas reuniones, oraciones y eucaristías.

Para la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración, Termens es nuestra otra casa. Es el lugar donde todo comienza y donde todo acaba. El lugar donde cada Jueves Santo nos acercamos para “desenclavar” al Santísimo Cristo y recorrer junto a Él el Viacrucis por las calles de Cabra. Un lugar donde se reza con las hijas de la Caridad, se trabaja con el AMPA del colegio y donde se juega con los niños. Un lugar de encuentro de todo aquel que profesa devoción por el Cristo Expirando.

 

Share

Información Adicional