Curiosidades

De forma precisa y abarcando distintos aspectos relacionados con la Cofradía, a continuación se detallan una serie de observaciones y particularidades de interés:

SAGRADO TITULAR: Llama poderosamente la atención la particularidad que presenta en su anatomía el Crucificado Titular de la Hermandad: A pesar de ser un cuerpo  aun vivo, con los ojos entornándose y representando la expresión de su faz  el momento de exhalar el último aliento, posee en el costado la llaga producida por la lanza del soldado.

SIEMPRE EN CASA: Nuestro Sagrado Titular desde la fundación de la Hermandad y su culto bajo la misma nunca ha abandonado la Fundación Termens más que en las horas en las que se realiza Estación de Penitencia en la Madrugada del Jueves Santo. Para su restauración, efectuada por Don Salvador Guzmán Moral, se habilitó un aula del Colegio, adaptándola acorde a las necesidades del proceso. A lo largo de  su duración nunca faltó un ramo de claveles a su lado, representación de la cercanía y profesión devota de los cofrades.

PRIMERA CUOTA: La primera cuota que se estipuló fue de 5 pesetas para las hermanas y de 10 para los hermanos.

PRIMERA SALIDA PROCESIONAL: El día 18 de Abril de 1971, la Junta de Gobierno aprueba la salida de la Cofradía para el Miércoles Santo del próximo año a las 12 de la noche. En la Semana Santa del año 72 ya existían 120 hermanos, de los cuales la mitad participaron en la primera estación de penitencia.

PRIMERA TÚNICA: En primera estancia se decidió que la túnica fuera de la siguiente manera: antifaz rojo con escudo en blanco, túnica negra con botonadura roja y puños rojos, fajín rojo, guantes negros, calcetines rojos y zapatillas de esparto negras con hebillas rojas. Esta indumentaria no llegó a buen puerto. Después se configuró la túnica como la que se usa en la actualidad.

HERMANOS MAYORES HONORARIOS: A lo largo de la existencia de la Cofradía y como reconocimiento con el mayor cargo que se puede ostentar dentro de la misma se han llevado a cabo tres nombramientos: Dos personas físicas que por su continuo trabajo, su dedicación y esfuerzo han sido merecedores, Don Joaquin Muñiz Durán y Don José J. Delgado Fernández de Santaella y  una institución: la comunidad de hijas de la caridad de Cabra, custodias,  bienhechoras y humildes servidoras.

Las fotos que se muestran a continuación corresponden con el acto de nombramiento a la Comunidad de las Hijas de la Caridad como Hermana Mayor Honoraria de la Cofradía.

Share

Información Adicional