Actividades usuales en el seno de la Hermandad

La Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración se caracteriza por ser una hermandad activa, viva y estar inmersa en continuos proyectos y actividades nacidas desde el seno de la hermandad y aquellas en donde se requiere su presencia. Son numerosas las actividades que en la Cofradía se consideran cotidianas, ya que, la inmensa mayoría de ellas cuenta con el calificativo de tradicional.

 En el plano cultual, es tradicional la Bajada del Cristo que se lleva a cabo cada Miércoles Santo a primeras horas de la tarde en la Capilla de la Fundación Termens, así como el posterior Besapié a la Sagrada Imagen. Tradicional también la Misa de Hermandad que se desarrolla horas previas a la Estación de Penitencia y que es ofrecida cada año por los hermanos difuntos. Asimismo, tradicional también la celebración de los Cultos a Nuestro Sagrado Titular que se desarrollan cada año el primer  fin de semana de Cuaresma, tratándose estos de una celebración Comunitaria del sacramento de la Penitencia, y una posterior Eucaristía de Hermandad. Y tradicionales son las misas mensuales que ante la imagen del Cristo Expirando se desarrollan con fines benéficos.

            En el plano cultural y social, en el seno de la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración  se realizan una serie de actividades que igualmente tienen carácter tradicional y que se celebran para el disfrute de todos los hermanos y devotos. Cada mes de noviembre, la Cofradía realiza una Cena de Hermandad cuyo objetivo es disfrutar de momentos de esparcimiento entre hermanos a la vez de ser el lugar donde la Hermandad presenta los proyectos propuestos para ese año. También, en tiempos cuaresmales, la Cofradía celebra el tradicional Pregón de la Juventud, un entrañable pregón en el que cada año un hermano, a través del arte prosaico, deleita a la Hermandad contando sus experiencias vividas en el seno de su Cofradía y que cuenta ya con tres décadas de vida.

 Cada mes de septiembre, la Hermandad también realiza el montaje de una carroza infantil que, además de acompañar a María Santísima de la Sierra en su llegada a la ciudad, sirve para el disfrute de los hermanos de más corta edad.

 Atendiendo a la buena relación que la Hermandad posee con el resto de hermandades egabrenses, todos los años se celebra una Cruz de Mayo junto a la cofradía amiga de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto, con el montaje de una barra en la Casa de Hermandad, además de la participación en aquellas actividades propuestas desde la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Cabra, como la tradicional ofrenda floral a la María Santísima de la Sierra Coronada, Patrona de la Ciudad, recuperada de la historia a propuesta de la Cofradía, o la asistencia a las diferentes convivencias cofrades, celebrados en un conocido  entorno rural.

 Pero sin duda, es el aspecto asistencial el que marca el carácter de la Cofradía. Así son varios los momentos que se repiten cada año, siempre con el fin de ayudar y asistir a aquellos que más lo necesitan. Son ya tradicionales las visitas  que  la Hermandad realiza en Navidad y Cuaresma a los niños del colegio “Niño Jesús” de Termens y a los ancianos de distintos centros geriátricos de la ciudad, con los que se comparten momentos de felicidad y cariño. Ha sido y sigue siendo muy entrañable la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos a la cofradía, que si bien, años atrás, venían visitando la Casa de Hermandad, después de la Cabalgata, para repartir ilusión entre los más pequeños,  desde el pasado año Sus Majestades visitan las casas de los niños más necesitados cargándoles de ilusión y algún que otro presente, convirtiendo ésta en una noche mágica y llena de momentos inolvidables.

 

Share

Información Adicional